CONSULTAS

consultas@vanesagottau.com.ar

Comer bien cuando tenemos poco tiempo

Muy infrecuente es, querer o poder, disponer de tiempo suficiente para planificar y preparar nuestras comidas siguiendo una línea saludable.

Pensar un nuestro menú semanal seguramente ayudará a seguir la ruta indicada y a no desviarnos por atajos que terminen resultando costosos y poco nutritivos.

Organizar la heladera y la alacena es el primer paso que se necesita para este plan.

+ seguir leyendo

Litiasis biliar

Tener obesidad o perder peso muy rápidamente, aumenta la probabilidad de que se desarrollen cálculos en la vesícula biliar. También el colesterol y los triglicéridos aumentan este riesgo. Consumir una dieta excesiva en calorías, realizar ayunos mayores a 8 horas o hacer dietas sumamente hipocalóricas, dietas muy muy bajas en calorías, todo esto da como resultado que una persona esté más predispuesta a que en su vesícula se forme un cálculo.

Por qué ocurre esto?

Aún no se sabe claramente. Muchos estudios han demostrado que las mujeres que presentan obesidad, tienen, por lo menos, una doble probabilidad de desarrollar cálculos biliares, que las mujeres que tienen un peso corporal normal. Es importante aclarar, que cuanto más obesa sea una persona, mayor riesgo tendrá de desarrollar cálculos en su vesícula.
Como dije anteriormente, todavía no está claro porqué la obesidad implica un riesgo mayor en la formación de estos cálculos, pero los investigadores creen que en los obesos, el hígado produce una cantidad muy elevada de colesterol; es este exceso de colesterol el que ocasiona la saturación de la vesícula biliar.
Los cálculos biliares, son una de las más importantes complicaciones médicas de la pérdida de peso rápida y en forma voluntaria. Las dietas muy bajas en calorías son las principales responsables (Se considera comúnmente que una dieta es muy baja en calorías cuando se ingieren 800 Kcal o menos a lo largo del día, los alimentos de estas dietas son predominantemente líquidos y la dieta se practica aproximadamente por un período de 12 - 16 semanas.) Varios estudios han demostrado que entre 10-15 % de los obesos que practican este tipo de regímenes, desarrollan cálculos biliares. Se cree que una de las causas de esto, podría ser que al hacer dieta, cambian las concentraciones de colesterol y sales biliares en la vesícula.  Además de esto, los hábitos comunes entre los que practican este tipo de planes alimentarios, hacer ayunos, saltear comidas ( por ejemplo, el desayuno) hace que la vesícula no se contraiga tanto y por eso no puede vaciar su contenido y así se facilita la formación de cálculos.    
Entonces, les recomiendo que traten de no obsesionarse. No quieran bajar 4 kilos en una semana, no busquen soluciones mágicas. Se aconseja que la pérdida de peso no supere el kilo y medio por semana. Tampoco es bueno bajar 5 kilos en un mes y al mes siguiente recuperarlos, traten de mantener su peso.  Por último, deben tener en cuenta que los ayunos prolongados evitan el vaciamiento de la vesícula biliar y favorecen la formación de cálculos, por esto, no es aconsejable hacer ayunos ni saltear comidas. DESAYUNEN. Desayunar es quebrar el ayuno que hacemos mientras dormimos. No crean que el hecho de no desayunar los favorecerá. No, todo lo contrario. Si no desayunan no sólo es más probable que sufran un cálculo biliar sino que llegarán a la hora del almuerzo con un hambre incontrolable y tendrán ganas de devorarse la heladera entera.

 

Esto es totalmente contraproducente para las personas que quieran bajar de peso o simplemente mantenerlo.